La imagen presenta cinco de los sesgos cognitivos más comunes en la toma de decisiones. Estos sesgos son: Sesgo de disponibilidad Nuestro cerebro suele elegir como respuesta correcta aquella que le cuesta menos trabajo identificar. No siempre es, obviamente la conclusión correcta. Sesgo emocional Toda decision que tomamos se ve afectada por nuestras emociones. Entre más importante es la decision, más riesgo de que nuestro juicio se nuble por nuestras emociones. Sesgo de confirmación El sesgo se presenta cuando los datos sugieren algo que esperamos encontrar y asumimos que nuestra hipotesis es correcta, sin profundizar en el análisis. Definición incorrecta de la pregunta Plantear mal nuestra pregunta o hipótesis puede llevar a resolver el problema equivocado. Exceso de confianza Considerada la fuente de todos los sesgos, el exceso de confianza en lo que sabemos genera falsas creencias y nos impide analizar con objetividad una situación.

Los sesgos cognitivos son desviaciones de nuestro pensamiento que provocan errores en la toma de decisiones. Conoce cuáles son los principales y cómo evitarlos y analiza su impacto a través de un caso de estudio en el contexto de los negocios.